6/5/10

El voto por Internet, la consulta de la Diagonal de Barcelona



Internet el gran democratizador
. El problema es la identificación de la persona.
Cuantas veces hemos oído que Internet democratizaría todo. En cualquier sector o discusión sobre Internet siempre aparece el argumento de que la red democratizaría el sector, tanto si es la música, el cine, la literatura, los medios, la educación, todo tipo de servicios, la ciencia, y en general la sociedad. Ahora todos podemos participar tanto como consumidores como productores a un precio irrisorio. Todos podemos montar una multinacional con una web. Todos podemos participar en nuestra opinión con cualquier institución, u organización, pública o privada.

En la relación Internet-política se ha hablado mucho de como usarlo como medio de comunicación y de organización, básicamente como forma de comunicación y de interrelación social. Pero también se ha hablado de los sistemas de voto. Buscar formas de sufragio que aumenten la participación endémica en algunas circunscripciones. Normalmente los sistemas de voto se basan en la idea que se puede identificar a una persona con un documento a través de su foto, pero esto hoy los ordenadores no lo pueden hacer.


La consulta sobre la Diagonal de Barcelona; una experimento
La consulta de la diagonal en Barcelona por parte del consistorio ha encontrado muy buenas soluciones para una consulta que no es puramente política (no se eligen representantes con poder de decisión sobre cuestiones o presupuestos público). El sistema permite la identificación con cualquiera de las instituciones que de hecho normalmente identifican a los ciudadanos y pueden dar fe que el que obtiene el código de voto es la persona que le corresponde, han involucrado a bancos, telefónicas y hasta universidades y colegios.

Además la consulta incluye a los menores de 16 y 17 años, uno de los temas habituales entre los teóricos de la democracia es donde poner el limite de edad, en especial en cuestiones que a los menores les va a afectar incluso más.

Se trata de buscar nuevas formas de participación, fáciles, cómodas, impliquen a los ciudadanos, que puedan ser usadas periódicamente, vinculantes política aunque no legalmente.

La eterna displecencia en lo político
Estoy seguro que con la habitual complacencia y displicencia de la derecha, recurrirán a su tan querida condescendencia para despreciar el esfuerzo. Por algo se autodenominan conservadores. Que fácil les será tacharlo de chorrada inútil, y, evidentemente, cuando les conviene izarán la bandera del escándalo por el gasto, y se rasgarán las vestiduras... nada nuevo.

Si hemos de aceptar incluso cuidar la democracia en el XXI, tendremos que aceptar que los políticos siempre darán el coñazo, por que es la base de la democracia, se supone que el ciudadano decide y si decide tiene que implicarse, ese es el precio. El día que a los políticos no les importe la opinión de los ciudadanos es que algo falla en la democracia. Es como tiene que ser, no se puede tener el poder de decisión y luego no implicarse o molestarse por que requieren tu atención. La política hoy no es tan apasionante como a principios del siglo XX, no hay revoluciones, ni grandes modelos de estado y sociedad en conflicto, no es tan apasionado. Es mejor. Cuando funciona bien la política es aburrida, son debates en temas complejos, sobre presupuestos, fiscales, institucionales... pero no deja de ser historia. Si nuestros antepasados crearon las instituciones, los posteriores las reformaron y adaptaron, ahora nos toca a nosotros entender que estas están vivas y hay que hacer un permanente esfuerzo para adaptarlas y mejorarlas.


La consulta de la Diagonal, un buen intento.
El intento es bueno, muy bueno. El sistema de voto en si, la amplia y fácil forma de identificación con tantas instituciones implicadas, la consulta en varios días, el sistema móvil, complementada por sistemas presenciales, con recuento automático, la apertura del censo a menores, las ejecución de las webs de información, etc.

Pero el tema de la diagonal es poco polémico y atrae poco, y eso se convierte en un riesgo. Seria una pena que la condescendencia y la falta de participación aguaran este intento de buscar nuevas formas de participación democrática.

Podran votar totes les persones que constin empadronades a la ciutat de Barcelona amb anterioritat a l'1 de gener de 2010 i que hagin complert 16 anys el dia 9 de maig. La consulta estarà oberta als participants entre les 10.00 hores del dilluns 10 de maig i les 10.00 hores del diumenge 16 de maig.

La votació serà electrònica, de manera remota a través d’internet, a través d’aquest web www.bcn.cat/diagonal, i de manera presencial, a qualsevol dels Punts de Consulta Presencial (PCP) habilitats a l’efecte.

Els votants podran triar entre les següents opcions:

  • OPCIÓ 1: Proposta presentada amb la lletra “A“.
  • OPCIÓ 2: Proposta presentada amb la lletra “B“.
  • OPCIÓ 3: Cap de les dues anteriors.


Propuesta A - Bulevard
Coches al centro

Propuesta B -Rambla
Coches a los lados


lcp

En la web de la consulta http://www.bcn.cat/diagonal/ podeis encontrar más información

Diagonal: un móvil, un voto - ABC
La consulta de la Diagonal ofrece tres modos de voto por internet -LA VANGUARDIA
La consulta de la Diagonal ensayará varios sistemas de voto por Internet - El País






4/5/09

Ver la realidad como queremos verla

Este es desde hace ya algún tiempo uno de mis temas favoritos; como deformamos nuestra visión de la realidad según nuestros propios instintos. vemos las cosas como queremos verlas. Una vez más interpretamos... peor aún, percibimos la realidad según queremos percibirla, según nuestras propias convicciones. Como economista solo así puedes entender las teorías, los supuestos, donde cada uno consigue llegar a la conclusión que casualmente querían llegar desde un principio, desde que el mercado es perfecto, hasta que el sistema es injusto. No es raro hoy ver economistas de izquierdas y de derechas, y todos proclamando la verdad inmutable, todos científicos, todos incorruptibles. El inconsciente es inconsciente, yo creo que incluso es proactivamente ocultista. Nos engaña y convence de que somos racionales.

Anyway he aquí un estudio divertido de como un cómico es interpretado según uno quiera. Para algunos es un progre irreductible siempre sarcástico que dice lo opuesto de lo que piensa (para los progres), para los conservadores es en realidad un conservador que usa el tono irónico para decir claramente lo políticamente incorrecto.

El cómico no es nada menos que Steven Colbert, una estrella y para quien lo conozca le sorprenderá que alguien pueda dudar de sus inclinaciones políticas.

El video



Link al programa Colbert Report

19/1/09

La que se va a montar

Evidentemente el escepticismo va ir creciendo y no serán pocos que se regodearán y se mofarán del fenómeno de moda, es inevitable, acción-reacción. Pero y lo bien que se lo pasan.

Luke Russert- Tons of excitement - 4:00


meet the press y comentarios de los habituales.
Una ciudad de 600 mil habitantes espera entre 4 y 5 millones de personas para la fiesta... como decia Cenk Uygur el día de las elecciones "Are they fucking in the street or not yet?..." la que se va a montar.Siendo como soy , con una cierta aversión a las celebraciones colectivas y a disfrutar de la masificación; esta es una fiesta que si me jode perderme.